Experiencias de supervivientes
ArgiaArgia

Depresión, reclusión o bulimia; siempre sentí que todo castigo me lo merecía. Pero esa niebla empieza a esclarecerse, incluso con los recuerdos más escabrosos o la visión nítida de mis pulsiones más indómitas.

Leer más

MaríaMaría

Cuando que llegue a la Asociación Garaitza me enseñaron a conocerme y aceptar esas partes de mí que yo reprimía por haber sido abusada de pequeña. Para mí ha sido una liberación.
Mi total agradecimiento a la Asociación por toda su labor.

Leer más

MartaMarta

Yo sufrí abusos y violaciones repetidas en mi infancia por parte del hermano de mi madre, desde los 4 hasta los 10 años. Mi vida quedó marcada y crucificada por los abusos, al igual que mi forma de ser y de comportarme. He guardado silencio hasta ahora que tengo casi 50 años.

Leer más

ElenaElena

Después de una larga depresión no quise seguir viviendo así y, aunque en ocasiones lo había pensado, aquel día fue diferente. Toqué fondo. Cuando salí del hospital quise cambiar porque sabía que tarde o temprano la historia se repetiría pero esta vez con fatal resultado. Necesitaba ayuda.

Leer más

EiderEider

Por primera vez en mi vida a mis 45 años escuché que mis sintomas reflejaban que había sufrido abuso sexual infantil. Lo escuchado fue abrumador pero lloré de liberación.

Leer más

ZuriñeZuriñe

Gracias al trabajo en GARAITZA, primero en el grupo de ayuda mutua y después en el taller de secuelas, puedo decir que mi vida ha dado un giro. Aun sin haber terminado mi proceso terapéutico, me siento libre, feliz, con ilusión por vivir.

Leer más

AnaAna

El taller de secuelas me sirvió para, por primera vez entenderme, para dejar de sentirme como un bicho raro, para darme cuenta de que no estaba mal de la cabeza, de que mi cabeza funcionaba muy bien.

Leer más

NuriaNuria

Hasta agosto del año pasado no recordaba nada de los abusos, ese mes una imagen comenzó a aparecer en mi cabeza repetidamente. Al principio la aparté de mi cabeza pero no dejaba de aparecer por lo que empecé a pensar que me lo estaba inventando que aquello no podía ser verdad.

Leer más

MarianMarian

En mi interior tenía una motivación "sanarme de mi trauma del pasado", fue un estar sola conmigo misma, enfrentarme a mis fantasmas, a mis sombras, teniendo cada vez más claro todo lo que me estaba ocurriendo, siendo más consciente de cada situación vivida y por fin desprenderme de mi mascara, siendo yo real.

Leer más

Ayúdanos a difundir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page